domingo, 14 de octubre de 2012

Fuimos una

Pero las amistades más grandes y más fuertes también pueden llegar a romperse si se descuidan y pasan los días y no se hace nada por recuperarlas.

Nadie nos aseguro que esto iría bien siempre, la distancia no consiguió que una amistad se rompiera.

Dejarnos de lado, perder por completo el contacto, la mayor compenetración y relación con otras personas, los vacíos, los no hablar, no saber nada la una de la otra, sentir que la persona que más te marco en estos años prefiere otra compañía, ver como ya no te necesita, hace que desde hace meses los problemas aumenten, los baches sean más difíciles de superar, es triste que la mejor forma de evitar el malestar sea seguir alejándote, alejarte por no saber que decir, que hacer, por no tener el valor para decir TE ECHO DE MENOS, TE NECESITO.

El tiempo pasará y tal vez todo vuelva a ser como siempre o puede que lleguemos a no reconocernos.











Recordar momentos cada día que hagan imposible que la tristeza te abandone, aprendí a ser fuerte en muchas cosas pero nadie me enseño el dolor que siente al perder a un amigo

Miradas que vacías que no dicen nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada